The Proven God

The Proven God

Lo primero que pensé al ver la tele es que el único dios que parece haber demostrado de manera consistente su existencia y su poder hasta la fecha es el dinero, o la riqueza, como quiera llamarse a lo que hay detrás de cada drama de la humanidad como colectivo. Patrón oro, dólar, gas, petróleo; divisa, billete, moneda, bitcoin… cada mañana la riqueza se pone chula y demuestra quién es la diosa. Ya los medios le escribirán el sermón y repartirán las estampitas.

Bajé la vista y ví el cajón de metal que la tarde anterior había cubierto de monedas para convertirlo en un mueble diferente y para, ya de paso, pasar un buen rato por el camino, inspirada en mi amiga Isabel Castellano, quién cubrió a mano con peniques el suelo de su estudio en Kingsland Road, con un resultado espectacular.

El mismo lunes había colocado todas esas monedas europeas en la tapa del cajón formando un corazón, la forma que acompaña por defecto a casi cualquiera de mis ramalazos de actividad artesana o artística. Un corazón de monedas europeas.

Qué ironía. Y recordé que el domingo había visitado a mis padres y me había traído mi colección de monedas para crear este nuevo mueble.

Qué escalofrío. Recordé también que mi colección había seguido metida en la misma lata de bombones que utilizaba en mi adolescencia para recolectar las monedas de mis viajes turísticos por Europa, con la caravana de mis padres y que al sacarla del bolso, ya en mi casa, la lata se había desfondado y las monedas habían caído sobre mi alfombra.

Y que entre las monedas europeas, souvenir de uno de aquellos viajes, había aparecido esta pequeña figura del Manneken Pis. No pude evitar dedicar el día a pensar en todo lo que ocurre a nuestro alrededor últimamente mientras trabajaba en este mueble que se llamará The Proven God, y cuyo corazón de monedas ha adquirido por un nuevo significado por sí solo.

Como tampoco puedo evitar compartir esta historia con vosotros.

Amen.

(Sin tilde).

20160322_13511920160322_13531120160322_135535

Memorias de Pez en Free Time Barcelona

If you happen to walk around Las Ramblas in Barcelona, hip hop into this shop to get the book Memorias de Pez : Free Time Revistes & Llibres (La Rambla 114). Thanks heaps! <3

Si la bolsa sona y pasáis por Barcelona, ya tenéis el libro Memorias de Pez en plena Rambla, en Free Time Revistes & Llibres, ¡entrad y preguntad por él!  (La Rambla 114, Barcelona).

freetime.jpg